Image    Enrique Gómez Carrillo nació en la ciudad de Guatemala el 27 de febrero de 1873, hijo del historiador licenciado Agustín Gómez Carrillo y Josefina Tible Machado de ascendencia francesa. Se le conoce como el “Principe de los Cronistas”, escritor polifacético, ensayista, critico, novelista, cuentista, periodista y diplomático. Colaboró en El Correo de la Tarde (1890), dirigido por el poeta nicaragüense Rubén Darío. En 1891, Manuel Lisandro Barillas, presidente de Guatemala, le otorgó una pensión para estudiar en España. En 1892 publicó, en Madrid, su primer libro Esquisses, obra que meritó ser comentada por el crítico español Leopoldo Alas (Clarín). El 21 de noviembre de 1895, la Real Academia de la Lengua Española lo eligió Académico Correspondiente Extranjero por Guatemala, apadrinado por el académico Nuñez de Arce, Manuel del Palacio y Manuel de Tamayo y Baus. En 1898, el presidente de Guatemala, Manuel Estrada Cabrera, le concedió la plaza de Cónsul en París, y posteriormente en Hamburgo. Años después, el presidente de Argentina, Hipólito Irigoyen lo nombró Cónsul de Argentina en París y Niza.
    Fecundo escritor modernista publicó más de ochenta libros y, aproximadamente tres mil crónicas, convirtiéndose así, en el escritor iberoamericano más leído de su tiempo. Entre sus libros de viajes están, La Rusia actual (1906), Grecia (1908), El Japón heroico y galante (1914), Fez, la andaluza (1926) y de guerra, Campos de batalla y campos de ruinas (1921) y En las trincheras (1922). Como crítico de literatura y arte escribió Sensaciones de arte (1895), Literatura Extranjera. Estudios Cosmopolitas (1895), El Modernismo (1905), Las cien obras maestras de la literatura universal (1926), La nueva literatura francesa (1927). También publico las Tres novelas inmorales (1920) y El evangelio del amor (1922). Agrupó sus memorias en Treinta años de mi vida.  Vol. I, El despertar del alma (1919), Vol. II, En plena bohemia (1919), Vol. III, La miseria de Madrid (1923).  Colaboró en importantes diarios y revistas de España, Francia e Hispanoamérica.  Dirigió el diario El Liberal de Madrid (1916-1917), fue director de El Nuevo Mercurio (1907), la revista del modernismo y de Cosmópolis (1919-1921), la revista de literatura y crítica para América y España.
   En 1906, la Academia Francesa le concedió el Premio Montyon por la traducción al francés de su obra El alma japonesa y por segunda vez, en 1917, por la traducción de En el corazón de la tragedia.  En el año 1906, el Gobierno de Francia lo nombró Caballero de La Legión de Honor y posteriormente lo ascendió a Comendador.

   El 6 de junio de 1906 contrajo matrimonio en París con la escritora peruana Zoila Aurora Cáceres Moreno. El 7 de septiembre de 1919 se caso en Biarritz con Raquel Meller, famosa cupletista española y con la salvadoreña Consuelo Suncín Sandoval el 17 de octubre de 1927 en Niza.
   Murió en París el 29 de noviembre de 1927. Sus restos se encuentran en el Cementerio de hombres célebres, Père Lachaise en París. En 1966, el Alcalde de la Ciudad de Guatemala, Ramiro Ponce Monroy, cambió el nombre del Parque Concordia por el de Parque Enrique Gómez Carrillo, donde se colocó su busto, en bronce, obra del escultor guatemalteco Rodolfo Galeotti Torres.